10 ene. 2015

NOTICIA EN DESARROLLO

Según un funcionario que no quiso dar su nombre, la próxima movida para bajar el flujo en las horas punta es prohibir la entrada de personas cuyos nombres empiecen con la letra 'A'. Tras algunos reclamos en la interna se llegó a la conclusión de que esta medida durará una semana. A partir de ese momento, se irá cambiando la norma y estará prohibida la entrada de personas que tengan gatos, mujeres con depilada brasileña, homosexuales que en su momento de frenesí se hacen llamar Daisy, pintores de brocha gorda, singeristas y overlockistas, anarquistas con título profesional, madres solteras pero con compromiso, radioescuchas de Jorge Zavaleta, viudos de Bielsa, metaleros sudados que juegan con sus hermanos a la comidita, trapecistas free lance, y varias otras combinaciones que -tras su prohibición- terminarían con las aglomeraciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

habla antes que el Dios del mono afiebrado realice la oración mortuoria de los siete planetas secretos intraterrestres